El sampling o reparto de muestras gratuitas.

 

Puesto que se está obsequiando al cliente potencial con una muestra gratis para que pruebe el producto, es uno de los tipos de publicidad más valorados y con mayor efectividad.

Un reparto de muestras gratuitas se realiza para activar o reactivar la compra de un producto; ahorrando grandes inversiones en publicidad masiva que no nos asegura que el consumidor vaya a probar el producto, cambie el que consume o usa habitualmente y nuestro producto forme parte de su cesta de la compra.

Por ello, el reparto de muestras gratuitas es especialmente idoneo para productos nuevos, y también para aquellos que no han tenido un importante volumen de compras. Pero también para cualquier otro que si, pero quiere alcanzar a más gente mediante una prueba gratuita que hará valorar rápidamente al consumidor si el producto promocionado es mejor, igual o peor que el que compra habitualmente; y le hará desestimar su compra o interesarse por el precio, formas de compra, lugares en los que se encuentra, etc.

De la misma forma, es una publicidad notoria, de la que se habla y crea comentarios boca-oreja, también llamados boca-a boca. En cierta manera incide en la opinión pública, pues es muy normal que los receptores del producto comenten con amigos, familiares, etc. que “les regalaron el otro día el producto en cuestión”; y reciban rápidamente la pregunta “¿Y qué, como  lo encontraste?”; convirtiéndose rápidamente en embajadores de marca y recomendadores de la misma.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies